Sudáfrica retiró sus franquicias del Super Rugby y jugarán en el Pro14 europeo

La Unión Sudafricana de Rugby (SARU) decidió hoy excluir a sus cuatro franquicias, Bulls, Lions, Sharks y Stormers, del Super Rugby, en donde competían ante equipos de Nueva Zelanda, Australia y Argentina, e incluirlas en el PRO14 europeo en la temporada 2021.

En el PRO14, llamada también liga celta, participan los principales equipos de Irlanda, Escocia, Gales y uno de Italia.

Las franquicias sudafricanas integraban junto a Jaguares de Argentina la Conferencia Africana del Super Rugby que se canceló a causa de la pandemia de coronavirus en marzo pasado y no volverá a jugarse.

El lucrativo mercado de la televisión europea y las zonas horarias y la logística de viajes más favorables están detrás de esta decisión, según publicó NewShub.

Hasta ahora competían los equipos sudafricanos Cheetahs, que jugará en un torneo de la SANZAAR, y Southern Kings, que deja de competir por problemas financieros, y ahora serán reemplazados por las cuatro franquicias.

“Nuestros miembros están entusiasmados con la perspectiva de sumarse al PRO14 y la búsqueda de un futuro en el hemisferio norte”, dijo el director ejecutivo de SARU, Jourie Roux.

Hace unos meses la Unión de Nueva Zelanda (NZR) decidió unilateralmente proceder a una competición nacional o trans-Tasman en el futuro, terminando efectivamente con el Super Rugby en su formato actual.

Esa decisión de Nueva Zelandia hizo imposible la realización de la competición de Super Rugby de 14 equipos que había sido acordada por los socios y para la cual se habían firmado acuerdos de difusión de cinco años.