Urribarri despidió a un nuevo grupo de rabinos que llega a Argentina para certificar carne kosher por US$ 220 millones

El embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, despidió este domingo en el aeropuerto de Tel Aviv a un nuevo contingente de rabinos que partió rumbo a la Argentina para certificar la faena de carne kosher en frigoríficos de distintos puntos del país. “Estas acciones bilaterales son las que posibilitaron que se duplique el volumen de exportación de carne argentina a Israel, colocando al país como segundo destino después de China. A pesar de la pandemia, sostuvimos este mercado y lo ampliamos exponencialmente”, expresó el embajador.

Urribarri explicó que las gestiones para el viaje de este contingente de rabinos se concretaron mediante un esfuerzo conjunto de las autoridades de la Cancillería argentina, de la Embajada Argentina en Israel y de la Dirección Nacional de Migraciones. Los rabinos de este contingente trabajarán en las plantas frigoríficas argentinas hasta marzo de 2021.

“Fuimos a despedirlos en el aeropuerto. Les contamos las gestiones realizadas y se mostraron muy satisfechos de poder concretar este viaje. Esta operación es sumamente importante para nuestro país, dado que representa exportar, entre octubre de 2020 y marzo de 2021, un total de 30 mil toneladas por un valor de más de US$ 220 millones. Este volumen se suma a 22 mil toneladas que ya se enviaron en lo que va del año, es decir que se superarán las 50 mil toneladas, muy por encima de las 24 mil que se exportaron el año pasado”, detalló Urribarri.

En el aeropuerto también se hicieron presentes los empresarios importadores, quienes agradecieron al embajador y a su equipo las gestiones realizadas en las últimas semanas para posibilitar el traslado de este contingente. Urribarri informó que los rabinos viajan con el seguro médico correspondiente y previamente se realizaron los testeos de covid-19. También indicó que cuando arriben al país cumplirán con las medidas sanitarias establecidas. Los matarifes realizarán su tarea en 13 plantas frigoríficas de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, San Luis y La Pampa.

“Esta gestión positiva ilustra lo que hemos venido a hacer a Israel, de acuerdo a los objetivos fijados por el presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá: promover nuestras exportaciones con una visión federal y productivista, para contribuir a vencer la restricción externa y al mismo tiempo dar trabajo e ingresos a nuestra gente. Esperamos que próximamente más provincias puedan adecuar su aparato productivo exportador de carnes a los requisitos de la faena kosher, para así poder potenciar este mercado y aprovechar las inmensas posibilidades que ofrece”, concluyó Urribarri.