Zoff: “Queremos que el paranaense vuelva a involucrarse en la toma de decisiones de su ciudad”

En declaraciones radiales, la viceintendenta Andrea Zoff opinó sobre la importancia de retomar la ejecución del Presupuesto Participativo, programa que tiene como fin el involucramiento de los vecinos en la toma de decisiones sobre obras para la ciudad.

Presentado ante el Concejo Deliberante por el edil Sergio Granetto (Bloque Creer Entre Ríos), el proyecto de ordenanza busca que Paraná vuelva a contar con una herramienta trascendental para la ciudadanía y su comunidad.

“Muchas veces escuchamos que la participación del vecino se reduce al día de elecciones, en el cual elige y deposita expectativas en torno a una gestión de gobierno, desentendiéndose en cuanto a la toma de decisiones posteriores. En este sentido, el Presupuesto Participativo rompe esa lógica, posibilitando que el vecino acceda a la toma de decisiones colectivas, junto al Municipio, para poder dar cuenta de lo que considera como prioridad para su barrio”, dijo Zoff.

Y argumentó: “Esto fortalece el sentido de identidad comunitaria, poniendo al paranaense como eje en la elaboración y ejecución de políticas públicas y el destino de fondos que se prevén para la realización de las obras”.

En este plano, recordó que si bien el programa nace en 2003, en 2012 se le asigna un presupuesto para su ejecución, logrando que entre ese año y el 2015 se lleven a cabo unas 30 obras trascendentales para la ciudad, “algunas de ellas emblemáticas como el Centro de Salud ´Papa Francisco´ o el playón deportivo en el barrio 33 Orientales, además de luminarias, asfalto, entre otras”.

“Finalizando la gestión de Blanca Osuna, durante el año 2015 se definieron, por voluntad ciudadana, otras 13 obras distribuidas en las cinco zonas comunales y se les asignó el presupuesto en una cuenta bancaria y ante escribano público para que la siguiente gestión de gobierno continuase este programa. Pero lamentablemente, entre 2016 y 2019, la anterior gestión municipal no ejecutó el Presupuesto Participativo y las obras votadas en 2015 quedaron pendientes, a pesar de que se siguió cobrando la tasa municipal que constituye el fondo específico de este presupuesto, destinando ese fondo que ascendió a unos 110.304.935 a pago de sueldos, entre otros”, lamentó la viceintendenta.

Objetivo a corto y mediano plazo

En este punto, Zoff destacó que “tal como lo ha argumentado el concejal Granetto, el objetivo es retomar el procedimiento del Presupuesto Participativo en forma gradual, cumpliendo primero con aquellas 13 obras ya votadas en 2015; y luego, según la evolución del financiamiento disponible y el contexto sanitario, ir por una meta mayor de que en 2023 normalicemos este mecanismo de participación ciudadana, logrando su funcionamiento pleno en toda la ciudad”.

“Esta es la lógica de la gestión Municipal y la que hemos dispuesto desde el Concejo Deliberante: dotar de las herramientas necesarias para que el paranaense vuelva a involucrarse en la toma de decisiones de la ciudad, tenga sentido de pertenencia con su barrio y sea un eslabón principal en aquella realidad que desee cambiar en comunidad”.