Córdoba restringió las reuniones familiares y los ingresos a la provincia

Pese a la apertura de bares y restaurantes el fin de semana, el aumento de los contagios de coronavirus en Córdoba obligó al gobierno de Juan Schiaretti a aplicar un retroceso en la apertura de la cuarentena, que incluye cuatro “cercos sanitarios” en zonas de la capital.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la provincia anunció este lunes que se vuelven a restringir las reuniones familiares, que estaban permitidas durante el fin de semana y los feriados y ahora sólo podrán llevarse a cabo los domingos y en la misma localidad de residencia.

“Se detectó que, lejos de ser reuniones familiares, pasaron a ser reuniones sociales”, argumentó el ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, que habló de “irresponsabilidad” de los ciudadanos. “La consecuencia de estas reuniones hoy dan como resultado los distintos brotes que vamos teniendo”, agregó.

El fin de semana la policía cordobesa tuvo que intervenir varias fiestas privadas. En el gobierno de Schiaretti sostienen que las nuevas medidas no ponen en riesgo la continuidad de bares y restaurantes porque allí hay protocolos estrictos para evitar los contagios, algo que no sucede en reuniones privadas.

En medio de un brote, en Córdoba abren bares y restaurantes

“El objetivo es disminuir los contactos interpersonales para que podamos controlar la casuística. Si las personas se reúnen en un bar o restaurante, hay ciertos protocolos que se cumplen y es más fácil de controlar que si se reúnen en domicilios”, manifestó Cardozo.

Otra medida anunciada por el COE es reducir a diez el número de rutas para el ingreso vehicular a la provincia y sólo se podrá hacerlo de 7 a 21 horas con los permisos de circulación. Asimismo, desde anoche se dispuso que, por 21 días, “se suspenden los permisos especiales para deportes y actividades recreativas entre localidades”.

Estas medidas se dan en paralelo a la decisión del gobierno de aplicar cuatro nuevos cercos sanitarios en barrios del norte de la Ciudad de Córdoba por la detección de brotes en los últimos días. “Allí se limita la circulación de personas sólo para quienes tengan permisos para hacerlo, y se restringe el horario comercial, que pasa a ser de 10 a 16”, explicó el titular del COE, Juan Ledesma.

El modelo chino de cercos a las manzanas donde se detectan contagios es una estrategia que hasta ahora le dio buenos resultados al gobierno de Córdoba para frenar los brotes. Los cercos implican que los vecinos no pueden salir de sus domicilios, a excepción de una única vez en el día a uno de los miembros de la familia para ir al supermercado o la farmacia.

La provincia confirmó este domingo 49 nuevos casos, con epicentro en la capital (21) y Marcos Juárez (18). Desde el inicio de la pandemia, Córdoba suma 934 positivos.