Otro escándalo en ciernes, tiene cómo protagonista a Varisco

El intendente de Paraná, Sergio Varisco (UCR-Cambiemos), enfrenta ahora otro escándalo.
En efecto, el 14 de marzo del corriente, fue denunciado penalmente por “hurto de energía eléctrica” en la seccional Segunda de la Policía de Entre Ríos.

La denuncia fue formulada por el representante legal de la firma prestataria del servicio eléctrico en la capital provincial (ENERSA), el Dr. Javier Toyé y receptada por la Sub Inspectora Florentina Foletto.

El 15 de marzo, el Dr. Toyé procede a la ampliación de la denuncia aportando documentación a la causa ante el Agente Fiscal.

Del expediente surge que, en los hechos, la empresa se ve obligada a dar intervención a la justicia en virtud de haber agotado todas las instancias previstas en procedimientos de esta naturaleza.

Para evitar el apoderamiento del fluido de manera gratuita e irregular a partir de la conexión directa o clandestina, se procedió a reiterados procedimientos de corte, los que una vez realizados eran repuestos por los habitantes de la morada en cuestión, según surge del punto (A) del título III de la ampliación referida.

Es decir que, Varisco y su cohabitante, procedieron en reiteradas oportunidades a “engancharse de la luz”.

La concejal de Paraná Claudia Acevedo desmintió que la vivienda del intendente Sergio Varisco esté instalada ilegalmente del sistema eléctrico, y dijo que “es una operación de prensa de la que estábamos advertidos que ocurrirían en este tiempo electoral”.

Las declaraciones fueron formuladas días antes de que se proceda, por orden de trabajo de ENERSA, a la constatación del servicio y la regularización del mismo. Hecho que se materializó el 19/03/2019.

De todo lo actuado surge que el encartado estuvo irregularmente conectado al servicio eléctrico y que habitaba el domicilio junto a su actual pareja, la Concejal Claudia Acevedo desde el año 2017, momento en el que se constituye cómo locatario de la propiedad mencionada.

De la documental que engrosa la causa por “hurto de energía”, en las actuaciones probadas, surge un dato que llamó la atención y que trasciende las fronteras de esta causa.

La designación de una Jueza de Faltas en Paraná se judicializó. El hecho podría ser atribuido a una “devolución de favores” por parte del Intendente Varisco.

La Justicia hizo lugar a la acción de amparo promovida por Agustina Melini Álvarez, María Beatriz Lorenzón y Yanina Lucrecia Jaurena contra el intendente Varisco y la viceintendenta Etienot y anuló la resolución por la que se nombraba a Silvia María del Luján García como titular del Juzgado de Faltas Nº 3 de Paraná.

En el amparo promovido por las abogadas se solicitaba la anulación de “la Resolución Nº 30/19 de fecha 11 de marzo de 2019 por la que se propone designar a María del Luján García, como Juez titular del Juzgado de Faltas Nº 3 de la Municipalidad de Paraná, en virtud de no encontrarse firme el concurso a cubrir dicho cargo”.

Ahora la Cámara II hizo lugar a la acción de amparo y, en consecuencia anuló la Resolución Nº 30/19 por “violación del debido proceso sustancial -art.18 CN, 5, 36 2º p.-”.

Claro que lo que se cuestiona es el procedimiento utilizado para su designación. La ética no forma parte de las observaciones.

Sin embargo, existe una relación personal directa que vincula a la postulante con él, varias veces procesado y denunciado Varisco.

De las actuaciones, en el marco de la denuncia penal por Hurto de Energía, surge que la Doctora María del Lujan García fue garante en 2017 del contrato de alquiler que lo tiene por locatario de la vivienda en calle Pascual Echague 842 al Intendente de Cambiemos, Sergio Fausto Varisco.

La peronización del mandatario no pasa inadvertida para algunos dirigentes peronistas del medio local. Algunos hasta se atreven a afirmar que “es más peronista que muchos dirigentes afiliados al PJ”.

Lo de Varisco, no pasa por las virtudes del movimiento nacional justicialista como lo es la justicia social, la soberanía política, pasa por lo más bajo de las prácticas espurias de la vieja política.

La insistencia del ejecutivo en la designación de la Doctora García a cargo del Juzgado de Faltas N° 3 tiene ribetes que lo aproximan a una “devolución de gentileza”.