20.1 C
Paraná
miércoles, julio 24, 2024
HomeActualidadSostienen que hay faltante de médicos en Entre Ríos

Sostienen que hay faltante de médicos en Entre Ríos

La pandemia del Covid-19 dejó al descubierto uno de los problemas que posee la provincia de Entre Ríos: la faltante de personal médico. Ahora mismo, el Ministerio de Salud salió a reconocer ese déficit de profesionales.

“Tenemos dificultades para cubrir especialidades críticas. Lo más complicado son pediatría, ginecología, anestesiología y medicina general”, indicó la secretaria de Salud, Carina Reh.

La situación no es nueva ni particular de esta provincia. En 2018 el Consejo Federal de Salud que reúne a todos los ministros el país definió como crítica la oferta de recurso humano en esas disciplinas. La funcionaria entrerriana agregó que también hay faltante en endocrinología, reumatología y traumatología, de las que se encuentran más profesionales en el subsector privado.

En la cartera sanitaria preocupa la cobertura a la demanda en salud mental. “Tenemos psicólogos, trabajadores sociales y terapistas ocupacionales, pero hacen falta médicos especialistas en salud mental y psiquiatras. Los hay, pero eligen prestar servicios para la Justicia o en consultorio privado”, explicó Reh. La carencia quedó en evidencia después de la pandemia de coronavirus, que multiplicó patologías y padecimientos.

Otra área crítica es la enfermería. La semana pasada la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) protestó frente al hospital San Martín de Paraná por el déficit de profesionales en el efector. El gremio calculó que faltan unos 50 enfermeros y denunció que se adeudan 12.000 francos al personal.

Reh adelantó que el Ministerio hará una auditoría para esclarecer lo manifestado por el sindicato. Pero negó una insuficiencia en esta formación. “Se cubren los reemplazos necesarios y casi todas las plazas están cubiertas. El déficit en las instituciones tiene que ver con algunos casos de inadecuada planificación y en algunos hospitales se evidencia un alto nivel de ausentismo”, respondió la secretaria.

Uno de los desafíos del Ministerio es interesar y garantizarle un buen desarrollo profesional y personal a los médicos recién graduados que tienen que hacer la residencia en el subsector público para obtener la especialidad. El déficit es tal que en Entre Ríos el año pasado no se cubrieron todas las plazas en pediatría.

La prestación del servicio, en tanto, está bien cubierta en Paraná, aunque está resentida en todo el resto de la provincia. El Ministerio está trabajando con la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) para ofrecer esa especialidad universitaria en la Facultad de Ciencias de la Salud, cuya nueva carrera de Medicina “ha sido de gran ayuda”, valoró Reh.

La secretaria analizó que la elección de especialidades se relaciona, aunque no depende directamente, del lugar de residencia del estudiante y del “atractivo” del pueblo o ciudad donde hacer la práctica. Otra causal de la merma que señaló la funcionaria es que muchos graduados hoy egresan con una familia conformada y no quieren trabajar tantas horas. “Hay otra mirada de la dedicación médica y a veces las residencias no convencen”, estimó.

Son formaciones de tiempo completo, con dedicación exclusiva y bloqueo de matrícula. “Y algunas becas no son tan atractivas”, reconoció Reh. Los médicos residentes trabajan en hospitales entre semana de 8 a 17 horas y deben cubrir dos guardias de 12 horas por semana, con seis horas de descanso después de cada guardia. La exclusividad se termina tras el tercer año y pueden hacer el cuarto trabajando en otro lugar.

Otra de las razones del déficit es que algunas especializaciones son más rentables que otras en el ámbito privado y muchos profesionales optan por aquella que le asegurará más ingresos una vez que termina la residencia.

No obstante, la secretaria de Salud aclaró que hay médicos que eligen quedarse en el sistema público. “El vínculo con el Estado garantiza un sueldo fijo, aporte jubilatorio y obra social. El ingreso privado va a atado a la producción que tengas. Con la crisis de la seguridad social y el retraso de pagos de obras sociales, hay un alerta”, comparó la funcionaria.

Un hito reciente en el tema fue la ley que regularizó con pases a planta a 1.095 cargos que revestían como suplencias o contratos. Fue aprobada en diciembre y aún se trabaja en la aplicación en toda la provincia.

Según explicó Reh, otros ejes de trabajo del Ministerio para atenuar o empezar a resolver el problema de la falta de profesionales son una reforma de la ley de Residencias, que está en estudio para ser elevada a la Legislatura; un “Programa de Fortalecimiento de Residencias” que las haga “más atractivas” (aún en planificación); concretar llamados a concursos –“una gran deuda”, admitió Reh–; e incluso ven necesaria una reforma de la ley de Carrera Profesional Asistencial-Sanitaria, de 2008, que “ha quedado vetusta”, calificó.

NOTICIAS RELACIONADAS
Infoparana