UTA amenaza con retención de servicios por sumas adeudadas

"Si la empresa incumple, es probable que haya alguna medida de acción sindical", sentenció el secretario gremial de UTA Entre Ríos, Sergio Groh. El plazo dado a Buses Paraná es hasta este miércoles.

Choferes nucleados en UTA se mantienen “en alerta” ante los incumplimientos salariales por parte de BUSES Paraná, concesionaria del servicio de transporte público en la ciudad de Paraná.

“En asambleas contra-turno realizadas ayer a la mañana y a la tarde, tratamos estas cuestiones, el pago del aguinaldo, que vence hoy, y la deuda de la empresa por un acuerdo firmado de agosto por los días descontados por paro”, explicó el secretario gremial de UTA Entre Ríos, Sergio Groh.

Y continuó: “Hay un nuevo incumplimiento por parte de la empresa, porque tenía que pagar una cuota, que vencía el 30 de noviembre, y el lunes se vencía otra cuota del acuerdo”.

“Si la empresa no cumple con los pagos, nos veremos en la obligación de reclamarlos”
En ese sentido, adelantó: “Vamos a esperar hasta el dia da hoy, hasta las 00hs, a que la empresa abone estas cuotas y el aguinaldo, pero de no ser así, este jueves a las 4hs nos juntaremos con todos los trabajadores y en asamblea decidiremos las medidas a seguir”.

“Si la empresa incumple, es probable que haya alguna medida de acción sindical”, sentenció.

Se trata de dos cuotas de 2.300 pesos, correspondiente a los 16.000 pesos que iban a ser abonados en cuotas a los choferes, por un monto convenido con la empresa tras los días descontados por paro.

Bahl se reunió con Dittler

En la oportunidad, Groh se refirió a una reunión que mantuvo el intendente Adán Bahl con el secretario general de la UTA Entre Ríos, Juan Carlos Dittler.

“El municipio pretende regularizar la situación con el transporte”, comentó el dirigente sindical, y en esa línea se refirió a “una deuda que tiene el municipio con la empresa por el BEGU que ya lleva un atraso de más de cuatro meses”.

“Según lo que nos informaron, serían hasta 13 millones de pesos”, reveló Groh, al manifestar su “preocupación” por la situación. “Es una cadena, porque si bien somos empleados de la empresa, cuando hay deuda con la empresa, y en este caso es por parte del municipio, eso impacta directamente en todos los trabajadores”.